Esta semana, María de Kalulecupcakes nos cuenta en su sección cómo hacer Galletas decoradas en Telde, una manera de disfrutar de la repostería fácil con niños y compartir un ratito en familia.

Como ya tienen un poco de práctica haciendo postres con los peques les voy a subir un poquito la complicación del tutorial, sigue siendo sencillo no se me preocupen 🙂

Vamos a aprender a hacer galletas pintadas, a los peques les encanta hacer sus propios dibujos en una galleta que luego pueden comerse, pueden usar para decorar sus cumples o para regalársela a alguien, es un bonito detalle para profes, pediatras, amigos…

NECESITAREMOS:

  • Galletas.
  • Fondant blanco.
  • CMC o pegamento comestible en polvo (para endurecer el fondant).
  • Un rodillo para estirar el fondant.
  • Un cortador con la forma de la galleta.
  • Rotuladores con tinta comestible

Si no tenemos tiempo de hornear galletas podemos usar galletas que compremos ya elaboradas, que sean granditas y gruesas, las tipo Digestive nos pueden servir.

COMENZAMOS

Mezclamos un poco de CMC (aproximadamente una cucharadita por cada 100gr de fondant) con el fondant, amasamos un poco.

Estiramos con ayuda de un rodillo sobre un tapiz o sobre papel de hornear. Cortamos el fondant con el cortador con la forma de la galleta. 

A los peques les gusta este paso deja que lo hagan ellos.

Ahora hay que poner el fondant sobre la galleta, podemos ayudar a que el fondant se pegue a la galleta con CMC diluido o humedeciéndolo con un pincel ¡muy poquito!

Esperamos a que el fondant esté completamente seco. Este punto es importante porque si el fondant no está seco la punta de los rotuladores se hunde y deforma el fondant. Déjalo el tiempo que haga falta, para acelerar el secado le hemos añadido el CMC pero tarda al menos media hora en secar y puede ser más según la cantidad de CMC que le hayamos puesto, la humedad ambiental y el tipo de fondant ¡ten paciencia!

Una vez seco el fondant solo queda ¡pintar! Dale a los peques los rotuladores con tinta comestible y deja que usen su imaginación y creatividad, a veces no llegamos a ver sus obras maestras completas porque no se resisten a darles un bocadito.

También podemos usar la misma técnica para decorar cupcakes y tartas.

Es una actividad divertida y diferente para hacer en casa y para que hagan con nosotros o con amiguitos ¡una merienda diferente! 🙂

 

Escrito por María Montesdeoca

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here