Esta semana, María de Kalulecupcakes nos cuenta en su sección cómo hacer Merenguitos, una manera de disfrutar de la repostería fácil con niños y compartir un ratito en familia. 

Los merenguitos son como las Pringles, una vez que empiezas a comerlos no puedes parar hasta que se acaban. Son súper bonitos y decorativos, a los peques siempre les encantan y son muy fáciles de hacer. Sólo necesitas 2 ingredientes que están siempre presentes en las cocinas; claras de huevo y azúcar. Puedes darles un toque de color si tienes colorante alimentario en pasta.

Para hacer los merenguitos lo primero que tenemos que hacer es un merengue. Podemos usar cualquier tipo de merengue (francés, suizo o italiano). A mi me gusta usar el merengue suizo pero podemos usar cualquiera. Para hacer el merengue también podemos usar las claras pasteurizadas que venden en cualquier súper, sólo ten en cuenta que tardan más en montar ¡no desesperes!

Una vez hecho el merengue lo teñimos con el color que queramos, con la ayuda de un palillo, hasta tener el color deseado. Para las rosas usé colorante melocotón y para los otros merenguitos usé colorante lila.

Colocamos en las bandejas de horno un Silpat o  papel de hornear (si usamos papel de horno y nuestro horno es de aire ponemos un poco de merengue en las esquinas entre el papel y la bandeja para que no se levante el papel). Elegimos las boquillas dependiendo de la forma que le queramos dar y metemos el merengue en una manga pastelera. ¡Ya estamos listos para mi parte preferida!

Para los rosetones usa una boquilla de estrella cerrada, pon la manga inclinada 45 grados y haz un círculo desde dentro hacia fuera, los puedes hacer del tamaño que quieras así que para de dar vueltas cuando llegues al tamaño deseado.

Para los otros merenguitos usa una boquilla de estrella abierta con muchas puntas. Ponemos la manga totalmente vertical y presionamos para que salga el merengue y vamos subiendo la manga a medida que va saliendo el merengue. Presionamos de más a menos hasta terminar en punta. Es más fácil de lo que parece, sólo necesitas practicar un poco.

Podemos darles la forma que queramos, usa tu creatividad pensando en lo que puede gustarle más a tus peques y también puedes pasarle la manga a ellos, que la creatividad la traen de fábrica 🙂 Si no te atreves o son muy pequeñitos deja que le pongan el topping que más les guste. Siempre les gusta más comer algo en lo que han participado.

los peques traen la creatividad de fábrica

Lo metemos en el horno a 80ºC unos 90 minutos. Si quieres que estén más húmedos por el centro hornéalos menos tiempo. Estarán listos cuando al cogerlos se despeguen sin dejar restos en la bandeja.

Y así de fácil tendremos nuestros merenguitos listos.

¡¡Feliz merienda!!

Escrito por María Montesdeoca

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here